Con estas cuatro audioguías descargables, el visitante podrá realizar un recorrido por los rincones más representativos de Hellín, descubriendo el legado de las diferentes civilizaciones que han pasado por la ciudad y que ha perdurado hasta nuestros días.

De esta manera sencilla y cómoda podrá recorrer, acompañado por la audioguía, la ruta de las “Casas con Memoria”, donde conocerá detalles interesantes sobre las casas señoriales de esta ciudad, su arquitectura e historia, así como los personajes ilustres que las habitaban. Ruta que no le dejará indiferente por las curiosidades y construcciones de estas casas, las historias de las familias más adineradas de aquellos tiempos y las personas de renombre que allí vivían.

La ruta de “La Huella Árabe” ofrece un bonito recorrido por estrechos callejones y plazas del casco histórico, donde se aprecia la influencia islámica en el trazado urbanístico y en la tipología de las viviendas. Los restos del castillo almohade, situado en lo alto del barrio al que da su nombre, ofrece unas maravillosas vistas de la ciudad. Una ruta muy interesante para conocer los orígenes de Hellín y su evolución a lo largo de los siglos.

Por otro lado, “La Sombra de los Alfares” es una ruta que le llevará por los barrios de San Rafael y San Roque, conociendo la historia y las leyendas de sus calles e iglesias y, sobre todo, la importante actividad alfarera que se desarrolló siglos atrás y que ha dejado muestras de esta cerámica en el Museo Comarcal y en determinados lugares de Hellín, como la que se puede apreciar en el pavimento del camarín de la Virgen del Rosario.

Por último, en la ruta de los “Museos del Silencio” podrá conocer detalles arquitectónicos de las iglesias que componen el casco antiguo de Hellín así como las importantes obras escultóricas que albergan. Estas imágenes, que realzan los desfiles procesionales de Semana Santa, no sólo captan la atención por su belleza y la devoción que despiertan, sino también por las historias y singulares anécdotas que guardan.

Todos estos recorridos son una mirada al pasado y al presente de Hellín, que permiten resaltar su patrimonio histórico y cultural además de mostrar las costumbres y tradiciones de sus gentes, que han persistido en el tiempo y han hecho de Hellín un pueblo que tiene mucho que ofrecer, conocer y visitar.